.

Disfunciones sexuales masculinas

Las disfunciones sexuales ocupan gran parte de la preocupación del hombre moderno, y la experiencia personal suele tornarse frustrante, secreta y vergonzante.

Problemas sexuales
Las disfunciones sexuales ocupan gran parte del caudal de preocupación del hombre moderno. Si bien es un tema que circula "abiertamente" por los medios de comunicación, la experiencia personal se transforma, la mayoría de las veces, en un relato frustrante, secreto y vergonzante.
Los mitos acerca de las disfunciones sexuales masculinas comparten su multiplicidad con la mitología sexual que marca nuestra cultura: se ve, se escucha y se sabe, pero los temores remiten a lo primitivo y a lo profundo.
Nuestra naturaleza se encarga de brindarnos un legado genital que ayuda a la hora de nuestras definiciones sexuales; pero ni alcanza ni es suficiente por sí mismo. La genitalidad no es garantía de una determinada identidad sexual. Nuestra identidad sexual se imbrica profundamente en una urdimbre social y cultural que define género. Lo masculino y lo femenino. Y las disfunciones sexuales se entroncan, muchas veces, con este mandato de género que determina no solamente comportamientos sociales sino también -comportamientos y performances- sexuales.
Así como se habla de frigidez femenina, vaginismo o trastornos menopáusicos, encontramos la impotencia masculina, la eyaculación precoz y el climaterio. Las disfunciones no prefieren sexo, si bien es cierto que la naturaleza del orgasmo en la mujer le permitiría no hacer evidente al menos la frigidez. Una mujer puede, incluso para salvaguardar su identidad sexual, fingir orgasmos. La disfunción sexual en el hombre es evidente, inocultable y por eso mismo, atemorizante y ansiógena.
Causas
Las últimas investigaciones concuerdan que en un porcentaje que va del 80 al 90% de casos de impotencia masculina responden a una etiología orgánica, quedando un margen del 10 al 20 % que remiten a una etiología psicológica. Sin embargo, aún en un caso de clara naturaleza causal orgánica, los resultados pueden ser angustiantes y generadores de ansiedad, la fantasía acerca de la potencia masculina se inmiscuye aún en un diagnóstico médico.
No debemos olvidar que nunca hablamos de una disfunción sexual, sino de un hombre -o una pareja- que sufre los efectos de dicha disfunción o problema de manera particular y singular.
Entre las causas más habituales (orgánicas) se encuentran:
o daño muscular o arterial como resultado de una enfermedad
o diabetes, enfermedades de riñones, trastornos sanguíneos
o ingestión de determinados medicamentos
o trastornos endocrinos
o efecto de procedimientos quirúrgicos
o abuso de sustancias (alcohol, tabaco, drogas)
En el procentaje restante (el 10 al 20% de los casos) hablamos de etiología psicológica, de las que se reconocen como las más habituales:
o estrés (con su compromiso orgánico severo)
o ansiedad
o sentimientos de culpa, inferioridad, baja estima
o temor en el momento del encuentro sexual (no poder)
o Situaciones sexuales vividas como traumáticas (encuentros sexuales frustrantes, agresivos, etc.)
Hay que destacar que muchas veces en los casos de causa orgánica de la impotencia se asocian a una causalidad primaria, estos factores psicológicos, complejizando el cuadro general.
¿Qué hacer?
En realidad parte del proceso diagnóstico de la impotencia sexual (o de las disfunciones sexuales) incluyen, además de un examen médico minucioso, una anamnesis (historia) completa que profundiza la vida sexual del paciente. A través de una descripción de la dificultad se puede inferir diagnóstico: si se trata de problema de impotencia ( incapacidad de lograr y mantener la erección) de eyaculación precoz o tardía o relacionado específicamente con el deseo sexual.
Es importante trabajar -si el perfil es netamente psicológico- en conjunto con la pareja, explorando ideas y propuestas comunes, explicitando miedos y tabúes.
Es importante asimismo remover los tabúes acerca de cuestiones absolutamente arraigadas en nuestra sociedad: tamaño del miembro y fantasías acerca de ello, tipo y número de actuaciones sexuales, impotencia "como preaviso" del envejecimiento, mala experiencia como precursora de una actividad sexual angustiante, etc.
Bajar la ansiedad -y la obligación- de mantener relaciones sexuales genitales, puede aliviar la tensión y la ansiedad que provoca la necesidad de cumplir. Muchas veces esto alcanza por sí mismo para generar el trastorno y sostenerlo.
Los tabúes no ayudan en este campo, pero si puede hacerlo una acertada decisión de consultar con un especialista. Puede significar un camino de retorno mucho más corto que lo imaginado.

Le invitamos a reservar su hora de atencion para su primera sesion de Terapia de Pareja en nuestro sistema de reserva en linea:



Descuentos

20% de descuento solo para hora de primera sesion reservadas entre los dias Miercoles 20 y Sabado 23 de Septiembre de 2017.

Descuento aplicable exclusivamente presentando su comprobante de reserva que indique el descuento aplicado el que recibira por correo electronico al realizar su reserva, y realizando su reserva de hora usando este boton :



Le invitamos a conocer las caracteristicas diferenciadoras de nuestro centro (que nos distingue): Quienes somos

Si desea conocer la experiencia de quienes ya han asistido a nuestro centro: Testimonios

Si desea ver nuestras oficinas: Nuestras Oficinas

Si desea reservar una hora de atencion lo invitamos a conocer nuestros Horarios y Valores.

Algunos testimonios de nuestros pacientes:



icon.Prisma Psicologia ®  www.terapiadepareja.cl
Centro de Atencion Psicologica especializado en Terapia de Pareja



Sistema de Reserva en Linea (atencion 24 hrs):


Para informarse de horarios de atencion, valor de la consulta, reembolso de isapres, descuentos por paquetes de sesiones, etc CLICK AQUI

Whatsapp para consultas (administrativas):
Click aqui desde su smartphone (whatsapp)


e-mail : [email protected]
Telefono : 02-22352715 (buzon de voz)

Horario de atencion:
Lunes a Viernes 10:00 a 22:00 hrs y Sabado 10:00 a 20:00 hrs.

Nuestras direcciones:
Oficina Panoramico: Nueva Providencia 2155 (ex 11-Sept), Oficina 801-A (Torre A), Edificio Panoramico, Metro Los Leones ver mapa
Providencia - Santiago - Chile

Oficina Centro Providencia: Nueva Providencia 1945 (ex 11-Sept), Oficina 1101, Edificio Centro Providencia, Metro Pedro de Valdivia ver mapa
Providencia - Santiago - Chile

Trabaje con nosotros