.

Homo y bisexualidad

Las llamadas "parafilias" ya no son consideradas como desviaciones de la sexualidad sino como alternativas a la heterosexualidad.

Intento de definición
Podemos definir a la persona homosexual como alguien que se siente atraído física y emocionalmente por otro individuo de su mismo sexo, y a la persona bisexual como quien siente atracción por diferentes personas, sin importar su género.
Si hacemos hincapié en la cuestión de la atracción es porque muchas personas que ejercen una sexualidad heterosexual pueden ser homo o bisexuales por diversos motivos que les impiden ser fieles a sus sentimientos. También existen personas heterosexuales que por distintas razones, entre ellas el dinero, mantienen relaciones homo o bisexuales, sin estar verdaderamente atraídos por ellas.
La importancia de comprender que existen múltiples y muy variadas maneras de sentir y vivir la sexualidad reside en que ésta no es una parte secundaria de la personalidad, sino muy por el contrario, se encuentra en el centro íntimo del individuo, siendo esencial para su felicidad y realización como persona.
La sexualidad humana, a diferencia de la animal, está conformada por un sinnúmero de elementos más allá de lo genital. Comprender esto es la base para la aceptación de las diferentes maneras de expresar los sentimientos y el erotismo.
La educación sexual debe contemplar estas realidades y ser capaz de ayudar a quienes sienten diferente de la mayoría, a fin de que puedan vivir según su propia realidad y alcanzar la felicidad. Lamentablemente, todavía hoy es escasa la educación sexual -o educación para el amor- en general; qué decir de temas como el que trata el presente artículo.
Tanto padres como educadores deben prestar atención a los niños y poner a su disposición una buena cuota de información sin prejuicios ni condicionamientos, ya que de lo contrario ellos encontrarán sus respuestas por caminos difíciles y a veces dolorosos.
Otros modelos
Durante siglos, los posturas sexuales que no se ajustan al modelo heterosexual han sido consideradas patológicas y desviadas. Sin embargo, la homosexualidad y la bisexualidad dejaron oficialmente de considerarse "enfermedades" hace ya varias décadas. La falta de conocimiento y comprensión sobre las personas que las practican ha ocasionado no sólo su discriminación, sino muchas veces su persecución y violencia.
Según el origen de la palabra parafilia, ésta define a una manera diferente de expresar el amor. Es interesante destacar este punto, ya que no se pone el acento en el objeto sexual, sino en el objeto del afecto de aquellos que sienten diferente de la mayoría heterosexual. Este modelo considerado "normal" fija su objeto sexual -y de afecto- en el género opuesto. Pero las personas que se sienten atraídas física y espiritualmente por otras del mismo sexo, o de ambos, no son un porcentaje tan bajo de la población como para ser considerados "anormales".
El rechazo que muchos sienten por las personas parafílicas se basa quizá en que desafían un modelo sexual que encuentra su fin último y valedero en la procreación. Sin embargo, aun las personas heterosexuales la mayor parte del tiempo ejercen su sexualidad sin el objeto de engendrar hijos. En ese sentido, sería tan anormal como el tener sexo con una persona del mismo género. ¿Qué podría decirse de los individuos que por diferentes motivos están afectados por la esterilidad, o de las mujeres que llegaron a la menopausia? A nadie se le ocurriría pensar que su sexualidad pasara a ser patológica o anormal.
Es importante entender que las personas parafílicas -homo o bisexuales, aunque existen otras variantes- no eligen libremente su objeto de afecto. Tal y como les sucede a los heterosexuales, se sienten atraídos por uno u otro género sin poder proponérselo o modificarlo. Esto ayuda a comprender que su actitud no es penalizable, ya que no se basa en una elección libre y por lo tanto posible de ser equivocada.
Aquello que sí puede elegir un individuo es actuar o no de acuerdo a sus sentimientos. En el caso de la sexualidad, el imponerse un objeto sexual y afectivo contrario a las propias sensaciones puede ser fuente de gran insatisfacción. El desarrollo libre y honesto de la sexualidad es imprescindible para la salud plena de cualquier ser humano.

Le invitamos a reservar su hora de atencion para su primera sesion de Terapia de Pareja en nuestro sistema de reserva en linea:



Descuentos

20% de descuento solo para hora de primera sesion reservadas entre los dias Miercoles 20 y Sabado 23 de Septiembre de 2017.

Descuento aplicable exclusivamente presentando su comprobante de reserva que indique el descuento aplicado el que recibira por correo electronico al realizar su reserva, y realizando su reserva de hora usando este boton :



Le invitamos a conocer las caracteristicas diferenciadoras de nuestro centro (que nos distingue): Quienes somos

Si desea conocer la experiencia de quienes ya han asistido a nuestro centro: Testimonios

Si desea ver nuestras oficinas: Nuestras Oficinas

Si desea reservar una hora de atencion lo invitamos a conocer nuestros Horarios y Valores.

Algunos testimonios de nuestros pacientes:



icon.Prisma Psicologia ®  www.terapiadepareja.cl
Centro de Atencion Psicologica especializado en Terapia de Pareja



Sistema de Reserva en Linea (atencion 24 hrs):


Para informarse de horarios de atencion, valor de la consulta, reembolso de isapres, descuentos por paquetes de sesiones, etc CLICK AQUI

Whatsapp para consultas (administrativas):
Click aqui desde su smartphone (whatsapp)


e-mail : [email protected]
Telefono : 02-22352715 (buzon de voz)

Horario de atencion:
Lunes a Viernes 10:00 a 22:00 hrs y Sabado 10:00 a 20:00 hrs.

Nuestras direcciones:
Oficina Panoramico: Nueva Providencia 2155 (ex 11-Sept), Oficina 801-A (Torre A), Edificio Panoramico, Metro Los Leones ver mapa
Providencia - Santiago - Chile

Oficina Centro Providencia: Nueva Providencia 1945 (ex 11-Sept), Oficina 1101, Edificio Centro Providencia, Metro Pedro de Valdivia ver mapa
Providencia - Santiago - Chile

Trabaje con nosotros