.

COMPROMETIDOS, PERO SIN COMPROMISO

Parece paradójico que en una relación que se basa en el compromiso de convertirse en pareja a los ojos del mundo, encuentre su mayor escollo precisamente en eso, en la falta de compromiso de uno de sus miembros a la hora de adquirir mayores responsabilidades.


Las características que pueden identificar la falta de compromiso dentro de una relación de pareja son varias. Todas ellas tienen el denominador común, de no querer hacer madurar el noviazgo o el matrimonio más allá de lo que el egoísmo o comodidad de uno de sus miembros considere.

Negarse a dar un paso adelante a la hora de irse a vivir juntos, casarse, tener hijos, tratar la familia de la pareja o romper continuamente los acuerdos sobre las labores domésticas y los hijos son, a distintos niveles, falta de mayor compromiso. El problema radica en un tira y afloja entre una persona que quiere más, y otra que no quiere o no puede dárselo.

Las bases del conflicto pueden ser dos. O bien se trata de una evidente falta de comunicación o, lo que sería peor, la mala elección de una pareja que no comparte las aspiraciones o forma de vida de la primera.

La relación que no avanza
No son escasas las parejas que prolongan su noviazgo durante años sin que se dé un avance que les haga madurar y estrechar los lazos. Sea cual sea la situación de la relación, la falta de compromiso a la hora de afrontar el siguiente paso, puede causar una tremenda frustración, incluso irritación en el miembro más ambicioso.

La comodidad generada por la relación, puede convertirse en el miedo que escude la invariabilidad del estado actual. Otra de las grandes trabas, es el temor a la pérdida de la autonomía y del control de los actos propios. Se crea una relación, no siempre real, entre el aumento del compromiso y la disminución de la vida personal.

Por ejemplo, cuanto mayor sea el vínculo con la pareja, menor será con la familia o los amigos. Son muchos los que no están dispuestos a sacrificar su estabilidad personal y social por un aumento de los lazos con su media naranja.

¿No puede o no quiere?
¿Para que vamos a complicarnos la vida si estamos bien como estamos? Es sin duda la frase más socorrida cuando se plantea afrontar una fase superior en la relación. El simple planteamiento de la proposición denota que uno de los miembros de la pareja considera que están preparados para afrontar ese nuevo reto, o bien, que la relación se ha estancado, y es el momento de darle un empujón.

La negación a esta evolución puede tener otra perspectiva a parte del miedo, el egoísmo, la inmadurez o la comodidad. Una filosofía de vida contraria al matrimonio, o la consciencia e incapacidad de afrontar las responsabilidades de tener hijos son causas respetables siempre que se tengan presentes desde un principio.

Cuando la comodidad de la pareja reside en el sacrificio de uno de sus miembros, y encima esta comodidad es el principal inconveniente del siguiente paso a tomar, el problema no sólo se duplica. En ese ceder, se ha creado una rutina duradera, cuya ruptura puede derivar bien en la superación, bien en el fin de la relación.

Diferentes expectativas, diferentes procederes
Una vez la pareja alcanza cierta estabilidad, y dentro de una confianza asentada y una comunicación fluida, debe plantearse sus expectativas de cara a un futuro no muy lejano. La finalidad es no toparse con conflictos trascendentales que requieran de un alto compromiso y una voluntad conjunta. La pareja no sólo debe compartir pasión y sentimientos, sino una forma de vida y una forma de afrontarla común y consensuada.

Mantener una relación basada en la rutina que provoca el conformismo, suele ser pan para hoy y hambre para mañana. Tarde o temprano llega el momento de dar un paso al frente, y aunque casi todo tiene solución, se puede llegar a un callejón sin salida que precise de una decisión difícil.


Le invitamos a reservar su hora de atencion para su primera sesion de Terapia de Pareja en nuestro sistema de reserva en linea:



Descuentos

20% de descuento solo para hora de primera sesion reservadas entre los dias Miercoles 20 y Sabado 23 de Septiembre de 2017.

Descuento aplicable exclusivamente presentando su comprobante de reserva que indique el descuento aplicado el que recibira por correo electronico al realizar su reserva, y realizando su reserva de hora usando este boton :



Le invitamos a conocer las caracteristicas diferenciadoras de nuestro centro (que nos distingue): Quienes somos

Si desea conocer la experiencia de quienes ya han asistido a nuestro centro: Testimonios

Si desea ver nuestras oficinas: Nuestras Oficinas

Si desea reservar una hora de atencion lo invitamos a conocer nuestros Horarios y Valores.

Algunos testimonios de nuestros pacientes:



icon.Prisma Psicologia ®  www.terapiadepareja.cl
Centro de Atencion Psicologica especializado en Terapia de Pareja



Sistema de Reserva en Linea (atencion 24 hrs):


Para informarse de horarios de atencion, valor de la consulta, reembolso de isapres, descuentos por paquetes de sesiones, etc CLICK AQUI

Whatsapp para consultas (administrativas):
Click aqui desde su smartphone (whatsapp)


e-mail : [email protected]
Telefono : 02-22352715 (buzon de voz)

Horario de atencion:
Lunes a Viernes 10:00 a 22:00 hrs y Sabado 10:00 a 20:00 hrs.

Nuestras direcciones:
Oficina Panoramico: Nueva Providencia 2155 (ex 11-Sept), Oficina 801-A (Torre A), Edificio Panoramico, Metro Los Leones ver mapa
Providencia - Santiago - Chile

Oficina Centro Providencia: Nueva Providencia 1945 (ex 11-Sept), Oficina 1101, Edificio Centro Providencia, Metro Pedro de Valdivia ver mapa
Providencia - Santiago - Chile

Trabaje con nosotros